Análisis AFC Este Después del Draft y Agencia Libre

Análisis AFC Este Después del Draft y Agencia Libre

6 de Mayo de 2020

La AFC Este usualmente tiene dueño, pero este año, el margen para las sorpresas se ha abierto de manera exponencial. Los New England Patriots ya no son un equipo dominante, mientras que el resto de la división ha hecho esfuerzos para ir cerrando esa distancia y poner presión en la cima de la división. Veamos como quedan los equipos AFC Este, para sus apuestas NFL.

Análisis AFC Este Después del Draft y Agencia Libre

Probabilidades de apuestas para ganar la AFC Este

  • New England Patriots +125
  • Buffalo Bills +135
  • New York Jets +700
  • Miami Dolphins +800

Los Patriots siguen como los favoritos para llevarse la división una vez más, pero ahora, una apuesta de $100 por ellos significa una ganancia de $125. Es decir, ya no es un favorito a ojos cerrados como lo fue por la mejor parte de las últimas dos décadas.

Sin Tom Brady al mando y con Jarrett Stidham como futuro mariscal titular, la ofensiva de los Patriots causa muchísimas dudas, el talento es escaso en esa área y su mejor jugador, el receptor Julian Edelman, depende de los pases que Stidham le lance. Stidham no es, ni de lejos, Tom Brady.

El juego terrestre debe volver al nivel que los vio llegar al Super Bowl LIII, donde a punta de correr el ovoide, New England avanzaba en el emparrillado sin freno alguno. Ese nivel se disipó en 2019, en parte debido a las lesiones.

La defensa de los Patriots es de gran calidad, a pesar de ya contar con veteranos que están quemando los últimos cartuchos, es por esto que siguen como favoritos en la división.

Muy pegaditos a New England se encuentran los Bills, que pagan $135 por cada $100 apostados. Los Bills son la definición de una franquicia ordenada, que ha hecho las cosas bien. Con un mariscal al que todavía le falta, mas tiene la disciplina y la curva ascendente más que definida como Josh Allen, los Bills lo han rodeado de buenos corredores, buena línea ofensiva y un cuerpo de receptores envidiables, especialmente ahora con la llegada de Steffon Diggs.

En cuanto a su defensa, es una de las mejores de la liga. Fueron la segunda defensiva que menos puntos recibió el año anterior. Tienen una buena presión al mariscal, un cuerpo de apoyadores brutal con Tremaine Edmunds y Matt Milano a la cabeza, y en la secundaria, un esquinero élite como Tre’Davious White que lideró la liga en intercepciones. Es un equipo de sumo cuidado.

La incógnita de los Bills es el ascenso de su mariscal. El año anterior, Allen creció magníficamente, pero por momentos la inmadurez y ansiedad tomaba control sobre él. Allen tiene un brazo envidiable; sin embargo, no deja de llamar la atención como su puntería lo traiciona, a pesar de su gran potencia.

En tercer puesto, los New York Jets, cuya apuesta de $100 pagaría $700 en caso de que la franquicia de la Gran Manzana lograra la proeza de ganar la AFC Este. Sin embargo, los Jets tienen huecos importantes que no llenaron de la mejor manera en esta temporada baja.

Empezando porque dejaron ir a su mejor receptor en Robby Anderson, y no seleccionaron a CeeDee Lamb en el draft cuando tuvieron la oportunidad. Además, contrataron al longevo Frank Gore para apoyar a Le’Veon Bell en el juego terrestre. Gore tiene 16 años en la liga y su utilidad es cada vez menor.

Los Jets repuntaron en la última fase de la temporada regular en el 2019, ganando seis de sus últimos ocho partidos; sin embargo, la sensación es que este equipo no entiende sus falencias. La presión al mariscal no es la mejor, el profundo Jamal Adams fue el segundo líder de capturas del equipo. Cuando alguien de la secundaria llega a esos niveles, significa que tu línea defensiva no está del todo bien.

La realidad de los Jets es que tienen una buena columna vertebral, una buena base de talento, pero están mal dirigidos por Adam Gase y una gerencia incompetente que no identifica bien sus problemas.

Por último, están los Dolphins se encuentran +800. Un equipo que el año anterior todo mundo veía con fuertes posibilidades de quedar 0-16 y, para sorpresa de muchos, terminó ganando cinco encuentros. Sin embargo, Miami ha dado muchísimos pasos al frente en esta temporada baja y tiene un proyecto con mucho futuro.

Empezando por la selección del mariscal Tua Tagovailoa, Miami ya tiene quien será la cara de la franquicia. La incógnita es su salud. Además, los Dolphins lo llenaron de protección con varias selecciones y le consiguieron ayuda en el juego terrestre con los corredores Jordan Howard y Matt Breida.

En la zona defensiva, los Dolphins adquirieron al ala defensiva Emmanuel Ogbah y al apoyador Kyle Van Noy en lo que deben ser refuerzos de impacto para acompañar al esquinero Xavien Howard.

Miami no va a competir para ganar la división, pero sus pasos son firmes y hacia al frente, tienen bien establecido su norte y han hecho los movimientos justos para asegurarse un futuro brillante en el Hard Rock Stadium.